Foto de fondo creado por asierromero – www.freepik.es

En esta noticia nos hablan de la adolescencia actual. En la actualidad los y las adolescentes están pegados todo el día a la pantalla del smartphone / tablet / ordenador. Sin embargo, aunque las formas vayan cambiado, en realidad las dificultades y los retos de los adolescentes son siempre los mismos.

Qué retos hay en la adolescencia

  • Comenzar una relación con los padres diferente. Durante la infancia se considera que los padres y las madres son los mejores del mundo. “Mi mamá es la mejor” es una frase que se repite en patios de escuela, dibujos regalados a las mamás, etc. En la adolescencia a esto se le da la vuelta. Para poder encontrar una manera de ser propia, los y las adolescentes rechazan frontalmente todo aquello que tenga que ver con sus mayores. Es importante que padres y madres sobrevivan a esto. Será una etapa (larga), pero pasará. Y es necesario encontrar el punto medio entre dejarles cierta libertad pero manteniéndose cerca. Cualquier padre o madre sabe mucho de esto: “si le dejo a su aire… no le hago caso; y si me acerco y le pregunto qué tal está me dice que le agobio”.
  • Encontrar una identidad propia: Este punto está relacionado con el anterior. Cuando son pequeños, los niños y niñas suelen querer ser como sus padres. En esta época buscarán otros modelos, en muchas ocasiones muy alejados precisamente de lo que sus padres representan. Esto también es un proceso que tiene idas y venidas. No es raro encontrar adolescentes que a lo largo de varios años cambian de estilo en numerosas ocasiones. Están probando y buscando. Ellos se agotan, y sus padres y madres también, que ven como quieren cambiar estilo de vestir, decoración de su habitación, etc, cada dos por tres.
  • Armar una red social: Durante la adolescencia las amistades son lo más importante. Son sagradas. Y cualquier dificultad vivida en este sentido es muy dolorosa. Los adolescentes están haciendo el proceso de separarse de sus padres, y pensando en el futuro. No es de extrañar que aparezca un temor a la soledad muy importante, y por tanto una necesidad enorme de compañía de sus iguales.
  • Aceptar y acomodarse al cuerpo que está cambiando: Los cambios corporales son difíciles de gestionar para los adolescentes. Sienten que el cuerpo es incontrolable. Y de verdad que en algunas cosas lo es: ponerse rojos, menstruación, acné… Esta es una tarea muy complicada de realizar. Y que además está en relación con todo lo anterior.

Qué deben hacer padres y madres

Fundamentalmente… sobrevivir. Es importante que puedan tolerar ser detestables para sus hijos e hijas una temporada. Pasará. Deben estar ahí, sin derrumbarse. Va a ser una etapa complicada, pero una etapa. Y en la medida que se les pueda acompañar de la mejor manera posible tanto a padres como a hijos… la adolescencia irá mejor.

 

Posibles dificultades extra

Con todos estos retos, es normal que en ocasiones aparezcan dificultades. Pero para algunos adolescentes la adolescencia es especialmente complicada. Pueden mostrar su sufrimiento interno de diferentes maneras. Podríamos resumirlas en dos: los repliegues (no salir, no hablar… de corte más depresivo) y las actuaciones (meterse en líos, etc). En cualquiera de los casos habría que intentar entender qué está pasando para poder ofrecer la ayuda necesaria.

Sobre esta o cualquier otra cuestión no duden en ponerse en contacto a través del formulario o por teléfono, con María Bilbao, psicólogo en Bilbao.

Fuente: heraldo.es